martes, 25 de mayo de 2010

Nube no ventana.


Atado al ritmo olvidé, olvidé que las calles
se me hicieron grises cuando vagué por ellas,
que el salto y el grito se quedaron guardados
en bocas contorneadas de sombra.
Olvidé el bostezo y los ruidos y las tazas,
olvidé mis piernas, otro día mi cabeza.

*

Reciclé mi lápiz y un verso, lo hice, mientras rescataba
el fuego en la nube, mientras quise detener el viento
con una mano pero me fue imposible;
con una sujetaba mi paraguas
y con la otra mi cerebro.

No busco igual belleza en la rana y el viento,
o en el cuervo y la sombra. Me diría sin dudarlo,
que hermosa es la sombra del viento
y el cuervo comiendo ranas.

*

Así como todos los días olvido despierto
horas en mi ventana; olvidaré la nube, el brillo y el pájaro.

Mi existencia,
por momentos.

Eduardo Galleguillos

7 comentarios:

Eduardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucía... dijo...

Muy buen texto! Esta bueno renacer... yo creo que a veces morimos apropósito, solo para sentir la maravillosa experiencia de revivir!

Un beso con gotitas de agua!

Mercedes dijo...

Veo en tu explosivamente creativa entrada el surrealismo más realista!! Sí, sí, ojalá esa entrada por semana sea cierta!

Un abrazo, y adelante!

Ismael U. V. dijo...

Muy bueno Eduardo, nu buscar la misma belleza en las cosas, me ha encantado esa parte y :
"mientras quise detener el viento con una mano pero me fue imposible;con una sujetaba mi paraguas y a la otra mi cerebro." Asi pasa, hermosamente expresado.
Felicitaciones!

Rayuela dijo...

duele mi cabeza entre nubes de viento, escribí una vez, y dejé mi existencia colgada en la ventana y
me recuperaron
la nube
el brillo
el pájaro


te superás, Eduardo!
besos*

CROMOSOME dijo...

Veo la imposibilidad, la gran impotencia de nosotros.
Veo la dificultad de estar de pie y quieto un momento, la dificultar de estar sin respirar, de gritar sin oír, de sentir sin existir.

Veo la inherencia de nosotros con la tierra, como imanes, como cuervos y nubes.
Me veo con una soga al cuello, separando mi cuerpo y mi alma, imposibilidad que expresa tu poema… desgarrante.

Angels Eyr Ktor dijo...

"el salto y el grito se quedaron guardados en bocas contorneadas de sombras"

Y la imagen de sujetar el cerebro...

Para mí, estas cositas, lo mejor de tu poema.

Un saludo :)