miércoles, 15 de mayo de 2013

Sin Medida

La medida de la existencia es sin duda un vacío que no posee dimensiones; hacia atrás el pasado oscila como un péndulo, un volumen inscrito en el débil cajón de la memoria. Es entonces el cerebro una realidad incompleta, es como un extenso campo de trigo que se va quemando a lo lejos en algún horizonte dibujado en nuestra imaginación. Es difícil por consiguiente aceptar que existen y seguirán existiendo vidas más largas que otras, y que difícilmente podemos aceptar que a veces gente que puede entregar mucho más que nosotros al mundo no podrá resolverse en la medida en que el mundo exista; en que la vida exista, y que seguirán llorando en alguna dimensión paralela o en el estómago de los gusanos. 
En lo personal puedo entender que injustamente lo único que nos hace más fuertes es también lo que fácilmente puede destruirnos; los sentimientos fluyen a través de la sangre y pareciera que el movimiento no perteneciera a un impulso eléctrico cerebral, sino a la consciencia que no duerme y que por alguna razón aventuradamente lógica pertenece a una energía universal que nos mantiene en pié. Hay veces en las que incluso en un afán completamente constructivo y glorioso puedo creer que si somos hijos de una misma energía tal vez el todo es un invento creativo esta vez construido por nuestra cabeza; al contener la misma sangre entonces imaginamos paralelamente las mismas cosas para construir la razón del existir; fueron construidos los cielos, los océanos  las flores, las piedras; no hay loco que haya nacido sólo para construir la muerte. Nacimos para construir un significante que pueda sobrellevar el peso del final y hacernos sentir completos: seres poderosos, sin miedo a aceptar y construir, o a construir y luego aceptar. 
Mi cuerpo es un sueño, y sí, tengo miedo, pero tarde o temprano y sin darme cuenta ya no. El cielo se fragmentará ante mis ojos imaginarios con sus nubes y sus aves, serán hermosos aquellos momentos creativos; un negro imaginario, un estomago de gusano o alguna dimensión extra-humana. 

-Eduardo Galleguillos Castro (comunelemental)